domingo, 14 de marzo de 2010

MI SEGUNDA SEMANA DE PRÁCTICAS

Cada vez me convenzo más de que la formación es el camino. Esta segunda semana ha estado marcada por sentimientos como la solidaridad, el respeto, la confianza..., primero entre los trabajadores que integran la entidad de la Mancomunidad y entre éstos y los usuarios del Prograna de familia que desarrollan.
El cambio de ubicación de esta sede, ha sido definitivo para relajar tensiones, para encontrar el espacio propio y mejorar la calidad de los servicios que prestan, que son varios y muy útiles. Gestionan y llevan a cabo una Escuela Taller, Formación de adultos, diversos Cursos, entre los que abundan alumnos de 18 a 22 años, de Peluquería y Estética, Asesoramiento Laboral, Programas de actividades culturales y un Programa de Prevencion de riesgos laborales entre otros.
De mis tutoras, Noelia y Guadalupe, tengo que destacar la pasión y profesionalidad con la que se enfrentan a situaciones, muchas veces, apenas inabordables. Son capaces de ir rompiendo muros, despacio, pero sin pausa; son un magnífico ejemplo de esfuerzo y entrega. Desde la utilización de recursos distintos, pero no por eso de distinta utilidad.
De todas las intervenciones que hemos realizado esta semana, la más difícil y dura ha sido un caso de Violencia de Género. Una chica muy joven, toxicómana, con una niña menor de dos años, cuyo futuro y el de su hija, todavía es muy incierto.
La atención de la Guardia Cívil ha sido impecable. Su profesionalidad y buen hacer me han sorprendido muy gratamente y consigieron transmitir confianza y seguridad en un momento tan complicado, no sólo a mi tutora y a mí, también y principalmente a esta joven y a su hijita a las que les deseo lo mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada