viernes, 19 de marzo de 2010

LAS TICs Y LA CULTURA


La informática impone tecnología y comercialización como una evoluciónnecesaria en todos los campos donde la información se procesa, transmite y acumula. La cultura es la expresión de una forma de ser, de hacer y pensar de una comunidad. Es el vínculo de identidad no visible entre los que pertenece a esa comunidad con profundas raíces históricas. Pero la cultura es algo viviente como los pueblos, interacciona, permite la creación, se acumula, se transmite, se expresa. La cultura es información vivida por un pueblo y sus procesosque la transforman, acumulan y transmiten. De aquí que el problema de la cultura no sólo sea preservarla, sino continuar generándola, el transmitirla y dar acceso a todos los miembros a sus expresiones.

Internet es la principal TIC a la que estamos expuestos. Pero hay muchas otras que poco ha poco nos van invadiendo, gracias al poder de las telecomunicaciones y la electrónica. ¿Cuándo fue que perdimos nuestra intimidad y nuestro espacio personal en pos de la información instantánea? Ahora le toma unos pocos segundos a nuestros jefes o compañeros de trabajo encontrarnos, ya sea en la oficina, nuestro hogar o nuestras vacaciones. Casi no hay escondite al que no tenga alcance el espectro electromagnético.

Podemos intercambiar imágenes, video y sonido en tiempo real con quien sea, donde sea y cuando sea. El profesor, el párroco o el cinéfilo pueden dar fe de lo molesto que es ser interrumpidos (en la clase, el sermón o la película, respectivamente) por un teléfono sonando o brillando, y un individuo que le da lo mismo contestar en voz alta, que salirse a contestar su "mensaje urgente". Lo urgente se ha vuelto instantáneo, y no hace distinciones con lo banal y lo cotidiano. Ante la necesidad de más información, más rápida, más instantánea, el cibernauta actual se aburre ante un libro, le pierde interés a la educación formal y no encuentra que hacer cuando las baterías se han agotado.

Por lo regular, dentro de la mayoría de las sociedades, asociamos a la cultura con aspectos históricos, literarios, artísticos e incluso deportivos. Muy pocas veces consideramos al desarrollo tecnológico y científico como una manifestación de la cultura. "La ciencia no es cultura", habían llegado a aseverar los editores de algunas publicaciones culturales de habla hispana; lo mismo se podía aplicar para la técnica. Sin embargo, es interesante notar como hoy en día, con el auge de las TICs y su entrada en prácticamente todos los aspectos de nuestra vida cotidiana, muchos de dichos espacios impresos y electrónicos de difusión de la cultura han incorporado en alguna sección o columna, a la ciencia y la tecnología, ya sea en su forma más aplicada o en sus aspectos más básicos.

Incluso las modas se han modificado y no es raro hallar ropas que incorporan espacios para los distintos dispositivos electrónicos, mochilas que incluyen reproductores de audio y video-juegos e incluso electrodomésticos capaces de conectarse a la red cuando algún producto escasea y pedirlo en nuestro lugar, para que nunca falte nada. Los libros se han digitalizado y pueden ser llevados como e-book en una PDA, copiando aquellas partes que nos interesan y avanzando rápido con el mousepad en aquellas partes que no.

Se publica en medios electrónicos la nueva información antes que en los medios impresos (libros o periódicos). Libros y revistas electrónicas se están convirtiendo en artículos de uso común entre todos los usuarios, siendo una amenaza real para la industria editorial tradicional. Por eso, y aun cuando podemos seguir considerando a los libros y materiales impresos como el principal vehículo de transmisión del conocimiento y la información (Cox, 1997), las tendencias marcan el uso y comercialización de materiales mixtos (libros acompañados de un CD-ROM o DVD).

La generación del Internet es joven, y esto es entendible ya que la tecnología nació en la década de 1970. Esta generación ha convivido con computadoras desde su infanciay les es muy natural el uso de la red. Por lo tanto consideran a las tecnologías de la información importantes en sus vidas pues hace la búsqueda de información fácil y económica, hacen mucho más eficientes y sencillos sus trabajos y facilitan las telecomunicaciones. Muy pocos han aceptado que Internet puede hacerlos más flojos, irritables o que ha afectado en alguna medida su capacidad de interacción social.

Además, la brecha que esta nueva tecnología de la información está abriendo entre aquellos con acceso a ésta y quienes no lo tienen, genera un abismo cultural más grande entre países desarrollados y no desarrollados. El control de la información por parte de solo unos cuántos, crea un nuevo tipo de discriminación y desigualdad social.

La tendencia actual indica que la información será el vehículo de intercambio en los distintos mercados globales de este siglo, tendencia que la sociedad está adoptando de diversas formas (Méndez y Ramírez, 1996). La moneda de intercambio para la generación cyberpunk es la información.

En estas épocas, la sociedad de la información vive un auge que hubiera sido difícil de predecir varios años antes. Simultáneo a la creación diaria (por miles) de sitios de Internet con contenidos variados, millones de nuevos usuarios en todo el mundo han ido incorporando a sus hábitos cotidianos la consulta (navegación) de información, al alcance de un simple "clickeo" en sus teclados. Y ya que la mayoría de la información está en inglés, se están creando nuevos logismos, nuevas expresiones, nuevos lenguajes

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada